lunes, 24 de febrero de 2014

Strawberry Cream Cake por Sophie Bakery


Por fin las primeras fresas se asoman en las fruterías, y es ¡una gran noticia! Es una de las frutas más versátiles para crear multitud de postres, y además en casa gusta a todos. Este año hemos estrenado la temporada con un delicioso pastel inglés…


Elaborado con uno de sus bizcochos más clásicos… el Victoria Sponge Cake, y una delicada crema de fresas acompañada de fruta fresca. Es sencillísimo de hacer y un éxito asegurado para una merienda casera o un postre de domingo.


Esta es mi receta del Victoria Sponge, un básico que debéis guardar en vuestra carpeta de repostería y uno de los mejores bizcochos para usar con coberturas de fondant, tanto por su contundencia como por su jugosidad.


INGREDIENTES para 6 personas

Para el bizcocho:
- 105 gr de harina de repostería sin levadura
- 112 gr de azúcar moreno
- 12 gr de Maicena
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 112 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 2 huevos L a temperatura ambiente
- 1 cucharada de leche a temperatura ambiente

Para la crema:
20 cl de nata fresca espesa (la encontrais en la sección de refrigerados en los supermercados, no es nata líquida común, la ha de Mercadona, de President...)
140 gr de icing sugar o en su defecto azúcar glace
1 cucharada de pasta natural de fresas (por ejemplo la de Home Chef) o en su defecto de mermelada de fresas

Para decorar:
Fresas frescas

ELABORACIÓN
En un bol tamizamos la harina, la maicena y la levadura, y lo mezclamos con el azúcar. En la batidora ponemos la mantequilla, la vainilla y la leche y mezclamos, cuando esté cremosa añadimos los huevos de uno en uno hasta que se integren, y en ese momento incorporamos la mezcla de harina y azúcar que teníamos reservada. Batimos un par de minutos y horneamos a 180º hasta que al pinchar con un palito nos salga limpio. Dejamos enfriar completamente y cortamos en capas, preferiblemente con una lira para que nos queden más perfectas.

Para hacer la crema batimos todos los ingredientes a baja velocidad (las natas si las batimos a mucha velocidad y durante mucho tiempo se nos cortan) hasta que esté montada y cremosita.

Montamos el cake alternando una capa de bizcocho y una de crema, y en una de las capas ponemos fresas cortadas en láminas. En la parte superior adornamos con fresas y espolvoreamos con una pizca de azúcar glace.


¿Verdad que es una verdadera tentación? Probadlo y me contáis…


2 comentarios:

  1. qué pinta tiene! muchas gracias por la receta pero de que medida es el molde? besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Es un molde de 10 cm de diámetro. Un beso.

      Eliminar

Deja aquí tu comentario...